África impulsa el desarrollo de petróleo y gas para no aumentar las importaciones

  • 10 Jun, 2022
  • 0

Los países africanos productores de hidrocarburos avanzan en un plan expansivo de rondas licitatorias de campos de petróleo y gas con el objetivo de estabilizar el suministro de hidrocarburos en el mediano plazo. Varios países incrementaron notablemente la demanda energética, mientras que los campos maduros registran fuertes declinos.

Dos ejemplos claros de estas iniciativas llegaron de la mano de Túnez y de Angola. En el primer caso, se destaca una ronda de licitaciones, que organizó el ministerio de Energía de ese país, y se concretó a finales del año pasado. Se otorgaron cuatro permisos de exploración de petróleo y los desarrollos comenzarán este año.

En el caso de Angola, la Agencia Nacional de Petróleo, Gas y Biocombustibles (ANPG), también realizó una licitación para nueve bloques en la Cuenca de Namibe y en otra área en la Cuenca de Benguela.

Aunque la producción de petróleo y gas en África se incrementó durante las últimas dos décadas, se anticipan disminuciones en los próximos años debido a reducciones en la producción de proyectos de campos maduros; por la falta de nuevas exploraciones en los últimos años y por inversiones inadecuadas en toda la cadena de valor en los principales países productores de hidrocarburos como Nigeria, Argelia, Libia, Angola y Egipto.

En el frente del gas, a pesar de que África tiene suministro suficiente para satisfacer la demanda de 2022-2023 debido a nuevos proyectos de gas natural licuado (GNL) como el de Coral de Mozambique y los proyectos del Tren 7 de GNL de Nigeria que están en línea, la producción está en caída en Argelia, Nigeria, Libia y Egipto pondrá a prueba la cadena de suministro a partir de 2025.

En el sector petrolero también se esperan caídas en la producción con Argelia, uno de los principales productores de petróleo de África, que ya comenzó a registrar reducciones de producción. Nigeria, el mayor productor de petróleo crudo en África, también verá una disminución a partir de 2023, mientras que la producción en Sudán, Sudán del Sur y otros países de África occidental también se verá afectada.

Fuente: Rio Negro