Altibajos en dos meses de reapertura comercial con Venezuela

  • 23 Nov, 2022
  • 0

El próximo sábado se cumplen dos meses de la reapertura de la frontera entre Colombia y Venezuela, que fue una de las primeras decisiones del gobierno Petro luego del restablecimiento de las relaciones políticas, diplomáticas y comerciales con el régimen de Nicolás Maduro.

Tanto el Jefe de Estado como el Ministerio de Comercio Exterior así como los gremios colombianos expresaron ese 26 de septiembre que la idea era reactivar de forma rápida y efectiva el intercambio comercial entre dos países que años atrás llegaron a ser los principales socios y destinos en importaciones y exportaciones.

Sin embargo, al corte del primer mes el balance fue decepcionante. El ministro de Comercio colombiano, Germán Umaña Mendoza, indicó a finales de octubre que luego de cuatro semanas de reapertura del paso de carga por carretera entre Cúcuta y San Antonio del Táchira, el intercambio de mercancías formal alcanzó apenas los 2,25 millones de dólares y 1.552 toneladas de carga. De hecho, los registros fronterizos solo contabilizaron 67 camiones y tractomulas.

Antes de tiempo

Aunque Umaña dijo que “en materia aduanera, logística, de preparación y desarrollo de las exportaciones e importaciones, se superaron las expectativas y las cifras así lo señalan”, varios gremios colombianos y sectores políticos advirtieron lo contrario. No solo señalaron que 2,2 millones de comercio formal era una cifra muy baja, sino que quedó en evidencia que los gobiernos Petro y Maduro tomaron la decisión política de acelerar la reapertura fronteriza pero no tenían listos los protocolos logísticos, cambiarios, la reglamentación de fletes, políticas migratorias y de nacionalización de mercancías, los filtros biosanitarios, los marcos financieros ni los estudios de mercado o rondas de negocios que se requerían para un proceso tan complejo.

“…Enviamos una misión de nuestras empresas a Venezuela para indagar sobre el terreno qué posibilidades habría de retomar negocios o emprender nuevos… Encontramos que no hay aparato productivo formal, tampoco están claros los mecanismos de pago, los canales de formalización de exportaciones o importaciones, los marcos cambiarios y toda la logística necesaria para la viabilidad de ventas o compras de productos, bienes o servicios… Tampoco hay terreno seguro para proyectar la apertura de sucursales… Hay mucho comercio informal, pero iniciativa empresarial y terreno abonado para hacer inversiones sustantivas, de eso no hay nada cierto”, dijo a EL NUEVO SIGLO un reconocido empresario colombiano cuyo grupo de compañías tuvo negocios de alto calado una década atrás en Caracas y otras ciudades venezolanas.

A su turno, en las zonas de frontera, sobre todo en Cúcuta, varios gremios y conocedores coincidieron en que hubo improvisación en el tema de la reapertura fronteriza, ya que tras las primeras cuatro semanas de intercambio formal fue evidente que el contrabando de mercancías por las trochas no mermó y, por el contrario, siguió fortaleciéndose por la creciente dolarización de la economía venezolana.

De hecho, el tema fue motivo de análisis de Petro y Maduro en la reunión que sostuvieron en Caracas el pasado 1 de noviembre. Allí, según el mandatario colombiano, se coincidió en que era prioritario, antes que todo, “recuperar la frontera que está en manos de la mafia y de las organizaciones criminales”. También indicaron que los dos gobiernos alistarían misiones comerciales y de empresarios para darle un impulso a la balanza de exportaciones e importaciones.

Fuente: EL NUEVO SIGLO