Ante caída de RIN, sector privado demanda restituir exportaciones

  • 14 Nov, 2022
  • 0

Mientras las Reservas Internacionales Netas (RIN), al 4 de octubre de 2022, bajaron a 3.655 millones de dólares, el valor más bajo de los últimos 15 años, el Gobierno nacional mantiene vigente la prohibición a las exportaciones de azúcar y carne de res. En este contexto, el sector privado exige la anulación de esa medida al argumentar que va en contrasentido de la reactivación económica.

Según datos del Banco Central de Bolivia (BCB), entre 2013 y 2022, las RIN bajaron en más del 75 por ciento, al pasar de 15.123 millones de dólares a 3.655 millones. Este monto es incluso menor al reportado en 2007, cuando las RIN llegaron a 5.319 millones.

Con preocupación, el sector exportador demandó al Gobierno anular la prohibición, puesto que el azúcar como la carne de res son productos excedentarios, es decir, que las exportaciones se concretan una vez se haya garantizado el abastecimiento interno. 

El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (CANEB), Danilo Velasco, lamentó la restricción a productos cuya exportación ya está regulada. Explicó que el país cuenta con un alto potencial productivo, por lo que las autoridades deben aprovechar las posibilidades de exportar para incrementar las reservas internacionales.

“Consideramos que la medida está mal planteada y pedimos al Gobierno que se revierta esta situación, porque consideramos que tenemos que trabajar en exportar mayores volúmenes”, dijo Velasco en días pasados a Red Uno.

En tanto, la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), a través de un comunicado, indicó que mencionada medida restrictiva es un atentado contra el sistema productivo. Además, ratificó que los productos en cuestión son excedentarios.

“Esta errónea e incoherente medida no es sólo en detrimento de la región, afecta directamente a la imagen país, a los compromisos y contratos internacionales, a la apertura de nuevos mercados”, señaló la CAO. 

También afirmó que la medida va en contraposición de los discursos del presidente, Luis Arce, relacionados con el progreso, desarrollo de empleos y reactivación económica en el país.

Del mismo modo, el secretario ejecutivo de la Federación de Transporte Pesado de Santa Cruz, Juan Yujra, dijo que la suspensión de las exportaciones de azúcar y carne de res genera una considerable pérdida para este sector, por lo que pidió dejar sin efecto la medida.

En opinión del dirigente, esta decisión gubernamental es “una venganza” contra Santa Cruz por llevar a cabo el paro cívico por 22 días continuos en demanda de que el Censo de Población y Vivienda se lleve a cabo en 2023.

Para el economista Germán Molina, la suspensión de las exportaciones es una medida política que carece de sustento, puesto que, ante la caída de las RIN, el país necesita aumentar sus exportaciones, no limitarlas.

“Un mercado no se consigue en unas horas o días. Toma mucho tiempo negociar y lograr la apertura de los mercados porque se hace una serie de análisis respecto a la calidad del producto que se exporta”, dijo Molina.

Agregó que esta determinación, lejos de garantizar el abastecimiento de alimentos a precio justo como señala el Gobierno, da lugar al incremento de precios que perjudica, sobre todo, a la población con menores ingresos económicos.

“Hay una afectación en forma de cadena. Esta medida no correspondía hacerla, creo que fue en un momento de rabieta que tuvieron (los gobernantes) y han optado por esa situación porque creen que de esa forma se castiga un número determinado de empresarios, pero nos están castigando a toda Bolivia, a los 12 millones de bolivianos”, dijo.

Medida limita alza de las RIN 

El Colegio de Economistas de Santa Cruz, a través de un pronunciamiento público, afirmó que la manera de aumentar las RIN sin recurrir al endeudamiento es subiendo las exportaciones y atrayendo mayor inversión extranjera, sin embargo, la suspensión de las exportaciones limita ambas posibilidades

Gobierno defiende su determinación

El ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca, afirmó que la decisión de suspender las exportaciones de azúcar y carne de res tiene carácter temporal y preventivo y busca evitar el desabastecimiento interno. La medida estará vigente hasta que se restituya el normal abastecimiento de alimentos.

Fuente: Los Tiempos