Cancelaciones de servicios y los desajustes que provocan en la cadena de suministro de contenedores

  • 05 Jun, 2020
  • 0

Las cancelaciones de servicios marítimos ocurren con frecuencia, pero no al ritmo que se observa ahora debido a la pandemia de Coronavirus (Covid-19), apunta XChange. El aumento del número de Blank Sailings está causando problemas en la cadena logística, haciendo que el transporte de contenedores sea más caro para los usuarios con el aumento de los cargos por conceptos de demurrage y detención.

Desde abril, se han anunciado alrededor de 149 cancelaciones, 108 de ellos fueron anunciados entre el Año Nuevo Lunar y mediados de marzo cuando el Covid-19 se estaba propagando rápidamente en China.

Desde entonces, el número de cancelaciones ha disminuido, pero todavía juegan un papel en el surgimiento de interrupciones a través de la cadena logística, creando problemas de almacenamiento en los puertos, y cargos extras para los usuarios de los contenedores.

Cancelaciones y plazos

Operadores y las líneas navieras trabajan con itinerarios de navegación, que exhiben las fechas de arribo a los puertos de destino. A lo largo de la ruta, cada puerto tiene un número específico de días para descargar y cargar el buque.

Estos itinerarios deben mantenerse en cada recalada. Si el destino final de la ruta es Dubái, para la línea naviera, Dubái pasa a ser es un puerto clave y el buque debe llegar a tiempo. De lo contrario, muchos contenedores se verán comprometidos en sus entregas.

Pero cumplir con el itinerario de la ruta no siempre es fácil. Si el buque llega tarde a un puerto, debido a las condiciones meteorológicas o a retrasos en otro puerto, la línea naviera tendrá que anunciar cancelaciones. De lo contrario, el buque no podrá cumplir con el plazo en el puerto clave, Dubái.

Con una cancelación, los contenedores que deben ser descargados en el puerto ahora cancelado tendrán que esperar en el puerto de embarque hasta que llegue el siguiente buque con los mismos destinos.

Demurrage y detenciones en aumento

A mayor cantidad de cancelaciones, más contenedores se quedan atascados en los puertos de todo el mundo. Por ejemplo, en Estados Unidos muchos contenedores vacíos se apilan en los puertos esperando a ser enviados a Asia. Pero, debido a las cancelaciones, hay menos espacios disponibles en buques que efectivamente realizan escala como parte de sus itinerarios.

Sin embargo, no son sólo los contenedores vacíos en espera, también los llenos se comienzan a retrasar. Es así como en los puertos, los operadores portuarios cancelan turnos de trabajo debido a la disminución de la carga. Esto se hace a veces con tan poco tiempo de preaviso que no es posible ajustar los itinerarios de embarque. La falta de planificación significa que los contenedores tendrán que esperar en los puertos durante un período de tiempo más largo, utilizando sus «días libres».

Cuando se han utilizado todos los «días libres», se añaden los cargos por concepto de demurrage y detención. Cargos que pueden acumularse hasta 20 veces el valor del propio contenedor.

Gastos de espera

Si un contenedor no es recogido y porteado en la terminal antes de que se hayan utilizado los días libres, se cobrará el demurrage. Por lo general, los gastos de sobrestadía deberán pagarse antes de que los contenedores puedan ser recogidos.

Por otra parte, los gastos de detención se producen cuando el usuario del contenedor ha recogido un contenedor para cargarlo y no lo ha devuelto dentro de los días establecidos.

¿Cómo evitar el demurrage y la detención?

Sin embargo, hay una manera de reducir el riesgo de evitar el cobro por cargos de demurrage y detención. Estos cargos son impuestos por las navieras por sus contenedores COC (contenedores propiedad del transportista). Una alternativa a estos contenedores, son los contenedores SOC. También llamados (contenedores propiedad del expedidor).

Con los contenedores SOC se evitan los costos inesperados de demurrage y detención de la naviera. Con los contenedores SOC se negocia un cargo por día con el proveedor en caso de que se excedan los días libres. Este cargo es significativamente más bajo que el cargo por demurrage y detención.

Con los contenedores SOC se contrata a una naviera y a otras partes para su transporte, pero con una mayor flexibilidad, control e independencia.

Uno de los beneficios de los SOC es que se pueden controlar los costos y evitar los costosos cargos por demurrage y detención. También permiten estar a cargo del suministro de contenedores, otorgando la oportunidad del autoabastecimiento de contenedores. También se puede elegir qué contenedores se necesitan, en qué condiciones o bien, alquilar o comprarlos.

FUENTE: MundoMaritimo.