Con uvas y limones a la cabeza, frutas madura en exportaciones

  • 15 Nov, 2022
  • 0

De acuerdo al portal de noticias Info campo, De acuerdo a estadísticas oficiales, el complejo frutícola generó divisas por U$S 1.000 millones en el primer semestre del año. Hubo retroceso en los despachos de peras y manzanas.

El complejo frutícola exportó por U$S 1.000 millones en el primer semestre de 2022 y creció un 4,4% en la comparativa interanual, de acuerdo a estadísticas oficiales. Este volumen de divisas representó un 2,3% del comercio exterior argentino durante ese período.

La cadena de valor de la uva encabezó el ranking exportador, con el 48,2% de los despachos y un crecimiento de 2,1% En total, la facturación del sector acumuló U$S 487 millones, sobre todo por las ventas de vinos y jugo de uva.

En segundo lugar fue para el limón, con operaciones por U$S 218 millones, que en relación al primer semestre de 2021 representó un incremento de 44%, a partir de buenos precios internacionales. Los productos destinados al comercio exterior se dividieron entre limón fresco, jugo y aceite esencial.

El resto de los cítricos generaron ventas externas por U$S 23 millones de dólares, cifra similar al año pasado. En este rubro, se destacaron híbridos de cítricos, naranjas y jugo de naranja.

Por su parte, el complejo arándanos y frutos similares creció un 30% respecto al 2021 y generó divisas por U$S 13 millones, en base a ventas de cerezas, arándanos y frutillas frescas, preparadas y congeladas.

EN BAJA

Del otro lado, las peras y manzanas. tuvieron números en rojo. Con envíos por U$S 195 millones durante el primer semestre del año, cayeron un 17,4% con respecto al mismo período de 2021.

En este caso, la mayor incidencia fue generada por las peras frescas, que representan más del 70% de las exportaciones de esa cadena de valor.

Durante el primer semestre de 2022 el complejo frutícola exportó 1.000 millones de dólares.

LUCES DE ALARMA

Más allá de estos incrementos, cadenas de valor como el vino advirtieron sobre la incidencia del clima en la producción. “El sector vitivinícola está actualmente frente a un escenario de stress debido a las heladas tardías, una de las adversidades climáticas más difíciles de enfrentar”, según explicaron desde Bodegas Argentinas.

Con eventos que comenzaron de manera parcial a inicios de octubre en todas las zonas vitivinícolas del país, en las últimas semanas se vieron afectadas las regiones de mayor producción del oeste. Esta situación impactó desde la Patagonia hasta los Valles Calchaquíes.

Fuente: América RETAIL