Corea del Sur, un buen mercado para las exportaciones agroalimentarias de Ecuador

  • 16 Mar, 2022
  • 0

Desde el 2019 Ecuador viene trabajando para fortalecer las exportaciones agroalimentarias hacia Corea del Sur. Para cumplir con esta meta el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca (MPCEIP) junto al gobierno surcoreano impulsan el Programa de Asesoramiento y Soluciones Tecnológicas desde Corea (TASK).

Este programa de cooperación internacional asiste actualmente a 12 empresas y busca promover las exportaciones agroalimentarias de Ecuador en el mercado mundial, aumentando así la presencia de sus productos agrícolas como: granos de cacao, café, quínoa, piña, aguacate, uva, papaya, mango, frutos secos, conservados de frutas y plantas en los mercados asiáticos.

Una empresa ecuatoriana que forma parte de TASK y que a finales del año pasado pudo hacer su primera exportación a Corea del Sur fue Incremar. La compañía -conocida por su producción de sopas, cremas, hojuelas deshidratadas, barras de cereales, bebidas nutritivas, premezclas y superfoods- realizó el envío de su primer contenedor de harina de plátano hacia este destino, luego de cumplir una serie de requisitos.

Su gerente general, Santiago Martínez, cuenta que para ingresar al mercado coreano se trabajó durante tres años con el acompañamiento del programa de cooperación binacional entre Ecuador y Corea. A través de éste desarrollaron dos productos: harina de plátano verde ecuatoriano y harina de plátano con alto contenido de almidón resistente.

“Realizamos durante todo este tiempo investigación entre Incremar y algunos institutos de investigación coreanos para cumplir con los requisitos del mercado, también logramos implementar procesos y tecnologías para alcanzar las características que demandan estos productos. Lo más gratificante es que hemos logrado desarrollar un trabajo en conjunto con las comunidades de productores de plátano del Carmen, Manabí, fortaleciendo este sector tan importante para la economía del país, esperamos potenciar el desarrollo de la zona en los próximos meses”, menciona.

El directivo señala que el comprador coreano es muy exigente y tiene costumbres muy arraigadas en sus hábitos de consumo, pero que han sido las certificaciones como la ISO 22000 y HACCP, y los procesos de innovación lo que ha permitido romper estas barreras para que su oferta sea bien recibida en este mercado. Entre el 2020 y el 2021 su inversión en proyectos relacionados con innovación ascendió a 350.000 dólares.

Fuente: Portal Frutícola