Descalabro global de la cadena de suministro comienza a resentir productividad en EE.UU.

  • 04 May, 2022
  • 0

Los bloqueos de China por COVID-19 siguen comprometiendo a la cadena de suministro y aumentando sus costos. Un estudio realizado por analistas del Royal Bank of Canada (RBC) señaló que una quinta parte de la flota mundial de portacontenedores se encuentra atascada en varios puertos importantes del mundo. De acuerdo con el informe, los buques que esperan un sitio de atraque en el Puerto de Shanghái suman 344, un aumento del 34% con respecto al mes pasado.  «La congestión portuaria mundial está empeorando y se generaliza cada vez más», indica en el informe el jefe de estrategia de inteligencia digital de RBC, Michael Tran.

Según Freightos, los contenedores importados se dejan desatendidos en los patios hasta 12 días, en comparación con los cuatro días y medio antes del cierre. En tanto, el tiempo que tardan los buques en esperar un sitio de atraque en Yangshan ha aumentado a dos días, desde las 12 horas de fines de marzo.

La escasez de trabajadores en los puertos se ha transformado en otro problema en el puerto de Shanghái. Pese a que los terminales de Yangshan y Waigaoqiao, los dos principales terminales de contenedores comenzaron a operar bajo el llamado sistema de «bucle cerrado» (en el que los trabajadores prácticamente anulan su contacto con el exterior) desde el 28 de marzo cuando comenzó el bloqueo. Sin embargo, Shanghai International Port Group (SIPG), el operador estatal de ambas terminales, no reveló el volumen de la fuerza laboral desplegada en las operaciones, mientras que funcionarios de la industria afirman que ésta representa solo la mitad de la normal.

SIPG ha informado que todavía pudo movilizar 100.000 TEUs por día en abril. Considerando el desempeño total de 47 millones de TEUs del año pasado, el volumen movilizado al día en 2021 fue de aproximadamente 129.000 TEUs. Sin embargo, ejecutivos del sector naviero no están convencidos y dudan firmemente de los números oficiales.

Testimonios de comerciantes en China dan cuenta que el bloqueo ha obligado a renunciar a Shanghái para concretar exportaciones porque los centros de almacenamiento [en Shaoxing] han prohibido a los camiones que circulan entre las dos ciudades. Ante esto, la alternativa es el puerto de Ningbo que también enfrenta congestión y donde reservar espacios, en la práctica, es una proeza.

Fuente: Mundo Marítimo