Diversificación de productos, la tarea pendiente para exportar más

  • 15 Nov, 2022
  • 0

Norte de Santander tiene oportunidades en las industrias 4.0, con el desarrollo de software empresarial, retail, salud y metalmecánica.

Durante el primer semestre de 2022, las exportaciones en Norte de Santander, experimentaron un incremento del 96,7%, con relación al mismo periodo del año anterior, según los reportes del DANE.

Sin embargo, las exportaciones del departamento representan, en promedio, el 1,47% del total nacional, lo que indica que hay gran potencial por explorar en materia del comercio exterior.

Actualmente la región concentra sus negocios internacionales en combustibles minerales (92,2%), grasas y aceites (1,85%), productos cerámicos (0,83%), materias plásticas (0,75%), productos de molinería (0,67%) y otros productos (3,7 %). 

El principal destino de las exportaciones de Norte de Santander sigue siendo India, seguido por Brasil, con el 11,3%; Noruega, con 6,2%; Bélgica, con 6,1% y Gabón, con 5,7%.

Durante el primer semestre de 2022 se ha evidenciado un crecimiento del 170% en las exportaciones a Venezuela, en relación con el mismo de 2021.

Hay campo para fortalecer el bilingüismo y para fomentar la cultura de diversificación de las exportaciones. Para eso se han propuesto trabajar de manera conjunta con entidades de la región para apoyar el cierre de brechas de las empresas que les impiden conquistar mercados internacionales y han nacido programas como Fábricas de Internacionalización que buscan incrementar las exportaciones no minero energéticas, fomentar la cultura exportadora y ampliar el tejido empresarial exportador en Colombia.

Recientemente, en el Índice Departamental de Internacionalización, Norte de Santander se ubicó en el puesto 14 a nivel nacional, con una calificación de 2,7, es decir, tiene una oportunidad de crecimiento de más de ocho puntos, por lo que aún queda mucho trabajo por hacer.

El departamento fue evaluado en 57 variables en relación con el talento humano; las empresas; el comercio de bienes y servicios, y ciencia, tecnología e investigación. 

Y es que de acuerdo con un informe del Banco de la República, elaborado en 2020, “Colombia no ha explotado su potencial exportador de manufacturas porque los incentivos para hacerlo han sido magros, un resultado de la alta protección a la producción local, de una infraestructura escasa y de unos servicios logísticos costosos”.

Fuente: La Opinión