Doctor Miguel Ángel de Marco y las ciudades puertos: “La ciudadanía debe ver a los puertos como parte de su identidad”

  • 20 Jun, 2019
  • 0

Una clara visión del rol que cumplen los habitantes de una ciudad puerto tiene el doctor en historia Miguel Ángel de Marco, quien en conversación con MasContainer, detalló que es necesario entender el puerto como un complejo sistema que debe ser abordado desde diferentes visiones.

A su entender “son tres sistemas que tienen que convivir: Ciudad, puerto y región. Lo que nosotros vemos, desde el punto de vista teórico, es una problemática que se puede abordar desde una manera interdisciplinaria con una vocación transdiciplinaria e interinstitucional. Si uno quiere abordar el tema del puerto exclusivamente de lo que ocurre de las instalaciones para adentro, estamos cercenando la posibilidad la solución de un tema que es complejo, es un sistema complejo que requiere un abordaje que apunte a entender las secuencias de interface, que son aquellas áreas de mayor encuentro”.

A modo de ejemplo, destaca el caso del transporte que llega al puerto, pues “de alguna manera tiene que atravesar por una región, toma intereses ciudadanos y llega al puerto. Es un factor que para ser entendido e interpretado, uno lo podría hacer desde el punto de vista de la estadística económica, pero el resultado arrojaría un aspecto de la realidad, hay temas relacionados con lo ambiental, la evolución de la tecnología, el urbanismo y una serie de aspectos.

“Es fundamental que en esa dinámica de ciudad puerto cada actor se reconozca como interviniente  de la dinámica portuaria… hay que identificarse como ciudadano de una ciudad portuaria o habitante de una región de una ciudad portuaria”.

“Es una secuencia de interface que tiene sus propios actores, es fundamental que en esa dinámica de ciudad puerto cada actor se reconozca como interviniente  de la dinámica portuaria. Muchas personas encuentran necesidades a resolver, pero para eso primero hay que identificarse como ciudadano de una ciudad portuaria o habitante de una región de una ciudad portuaria, más aún, habitante de un país que un país portuario” señaló de Marco.

En tal sentido, el historiador argentino sostuvo que “tanto en Valparaíso como en Rosario la gente ama su ciudad, de alguna manera son apasionados en defender sus derechos que sienten que se han conculcado en función de un poder central, o por cuestiones que lo afectan en su economía cotidiana. Yo voy más allá: se creen, se consideran, se identifican y conocen que esa dinámica de ciudad puerto los afecta, la relación ciudad puerto es una realidad concreta, no es una cuestión teórica, hay una dinámica y son parte de ella, a eso me refiero con identidad, una identidad portuaria”.

Miguel Ángel de Marco destacó que Rosario  -que es una ciudad muy fanática de sí misma- no tiene una dimensión de lo que es su puerto, lo que es su vida y relación con el puerto, porque sus instalaciones fueron re funcionalizadas a diferencia de Valparaíso, han sido alejadas del sector céntrico”.

A juicio de Miguel Ángel de Marco “hay sectores de la ciudad que tienen todavía el puerto operando, pero la parte céntrica – como Valparaíso, que veo que el puerto está metido en el centro de la ciudad- no está. Entonces, el desafío nuestro, a diferencia de Valparaíso, es que el ciudadano que hoy está descansando y aprovechando la re funcionalización de los espacios, se reencuentre con esa identidad portuaria que tuvo para poder defender sus derechos. El caso de Valparaíso, que lo tienen ahí mismo, no lo ven como parte de su identidad, lo asumen como parte del paisaje natural”.

Ausencia ferroviaria

En materia logística el doctor en historia señaló a MásContainer que “nosotros tenemos un grave problema: una pésima infraestructura caminera, producto que los camiones han destruido las principales arterias. Al no estar el ferrocarril el transporte pesado ha reemplazado las cargas que se movían en muchas de las rutas por el ferrocarril. Hay gente que muere todos los días por rutas en mal estado, una ciudad portuaria es un complejo ferro portuario y la convivencia con los ferrocarriles y los accesos al puerto es fundamental. En un momento el ferrocarril sirvió para integrar Argentina y fue parte de la nacionalidad, por eso la gente del ferrocarril está más presente que el puerto”.

En ese punto, de Marco destacó que “la gente que vive o vivió al lado del puerto, no tiene conciencia de ciudadano portuario. En cambio el ferrocarril sí es más parte de su vida cotidiana, aún no estando funcionando, será por las vías o los cruces de caminos en zonas urbanas, pero sí tiene mucho más presencia que un puerto.

Por Jaime Cañón / Arturo León

Fuente MAsContainer