El uso de la tecnología en el transporte de carga terrestre

  • 28 Ene, 2021
  • 1

Innovar, una palabra cada vez más en boga debido al aumento de la tecnología y la digitalización. Lo cierto es que desde hace años el mundo de la logística se sumó a un salto exponencial de crecimiento tecnológico nunca antes visto. Obviamente, el transporte de carga terrestre no escapa a esos cambios.

Una empresa de transporte de carga terrestre puede seguir haciendo lo mismo de siempre o subir un par de escalones para brindar un mejor servicio a sus clientes y tener más control de las labores que ejecuta… y todo por medio de la innovación. Por ejemplo, en lo que respecta a la labor propia de una empresa de transporte, las acciones de cambio que pueden ejecutar son variadas y muchas de ellas adecuadas a sus presupuestos, señalan desde CamiónGO.

Si hablamos de eficiencia operacional el uso de la tecnología es vital. Por medio de ella se pueden alcanzar importantes estándares de eficiencia energética o ahorro de gasolina en los vehículos de su flota, así como tener claro la posición de su vehículo en la ruta, junto con obtener importantes datos sobre la conducción de los móviles y otros.

A juicio de expertos de CamiónGO, todo aquello es factible de conseguir por medio de la instalación de un TMS y GPS en la flota. En cuanto a precios y calidad, existe una gran diversidad en el mercado. Lo importante es cotizar y asesorarse bien, es decir saber comparar las diferentes opciones para ver cuál funcionaría mejor en su empresa a corto y largo plazo.

TMS

TMS es el acrónimo inglés de “Transportation Management System”, (Sistema de Gestión de Transporte). Se trata de un sistema informático que tiene por objetivo brindar soporte a procesos comerciales, operativos y administrativos a empresas consumidoras o proveedoras de los servicios de transporte de carga.

Cada industria tiene procesos y necesidades específicas y por lo tanto requieren diversos sistemas de información. Cada una de aquellas, por ejemplo aquellas empresas que se dedican a labores de última milla tienen una complejidad, propia y por ello es válido preguntarse,  ¿será necesario un sistema de gestión de transporte?

Desde la Asociación  de Transportistas de Caga de Perú (ANATEC) señalan que el servicio de transporte de carga terrestre “reviste grandes desafíos: satisfacción de clientes, control de costos, administración de recursos, cumplimiento de reglamentos, gestión de seguros, administración de documentos, sustentos de facturación, notificación a clientes, control de combustible, medición del servicio, identificación del margen, liquidación de efectivo”.

Considerando aquello, una inadecuada administración de esta realidad genera altos costos, pérdida de clientes, problemas de liquidez o insatisfacción.

En general se dan una serie de ineficiencias que generalmente se tratan de mitigar mediante la administración manual, es decir involucrando tiempo de empleados (incrementando los costos). Pero ¿no hay una mejor, más efectiva, eficiente, moderna y menos costosa forma de administrar toda esta realidad cuyo resultado revista un evidente beneficio para nuestra empresa y el servicio de transporte de carga que brindo? Evidentemente que sí y la respuesta es emplear un sistema cuyo objetivo primario sea la “Gestión de Transporte de Carga Terrestre”, es decir un TMS.

Fuente: Mascontainer.com