Líneas navieras globales con problemas financieros recurren al apoyo del Estado

  • 26 May, 2020
  • 0

Algunas de las mayores empresas de transporte marítimo del mundo están recurriendo al apoyo del gobierno para superar las consecuencias de la pandemia de coronavirus (Covid -19), reporta Wall Street Journal. Con una cuarta parte de los viajes programados cancelados en los últimos tres meses y un colapso en la demanda de consumo debido a las cuarentenas provocadas por el virus, los ejecutivos del transporte marítimo dicen que algunos operadores no lo lograrán a menos que sean rescatados.

“Nunca ha habido tantas solicitudes de apoyo estatal”, dijo George Xyradakis, jefe de Consultores de Negocios XRTC y asesor del Banco de Desarrollo de China en asuntos marítimos “El comercio mundial se está reduciendo, algunos actores están en peligro de muerte y los que salgan en pie tendrán un largo y doloroso camino hacia la recuperación”.

El apoyo estatal al transporte marítimo no es nuevo, pero ha involucrado principalmente a empresas de Asia, donde los gobiernos consideran que el transporte oceánico y la construcción de buques son componentes vitales de sus economías nacionales. Sin embargo, esta es la primera vez que muchos armadores occidentales buscan ayuda directa.

La francesa CMA CGM SA, la cuarta mayor línea naviera del mundo por capacidad, obtuvo la semana pasada un préstamo sindicado de 1.050 millones de euros (US$1.120 millones) de tres bancos – HSBC y Société Générale y BNP Paribas – que está garantizado en un 70% por el gobierno francés.

La Comisión Europea prohíbe el apoyo estatal a las empresas en problemas y puede imponer fuertes multas a los infractores. Pero funcionarios de la UE señalaron que el préstamo formaba parte del paquete de apoyo a la pandemia de Francia, de US$329.000 millones aprobado en marzo, y que no era una violación a las normativas.

CMA CGM también necesita ayuda para manejar su deuda de US$17.500 millones. Este año se enfrenta a unos US$1.700 millones en pagos de préstamos y bonos con vencimiento, mientras que se espera que sus volúmenes de envío se reduzcan en un 10% en un entorno de comercio mundial cada vez más débil.

La empresa dijo en un comunicado que utilizará el efectivo “para hacer frente a las incertidumbres de la economía mundial derivadas de la crisis sanitaria y los cierres patronales”.

La asociación de armadores alemanes, VDR, dijo que el transporte marítimo está al borde de una “profunda crisis” más grave que el colapso financiero de 2008, cuando los armadores alemanes perdieron un tercio de sus buques. Alemania tiene uno de los mayores grupos de inversores privados en buques de carga del mundo.

El presidente del VDR, Alfred Hartmann, dijo que los armadores necesitan acceso sin obstáculos a la ayuda del Banco de Desarrollo KfW, administrado por el gobierno: “Como la mayoría de las líneas navieras alemanas son pequeñas y medianas empresas, se enfrentan a la extinción sin que se les proporcione un apoyo efectivo en el marco de los programas del KfW”, aseguró Hartmann.

VDR agregó que los ingresos entre sus miembros aumentaron hasta un 40% en marzo y abril del año pasado, y muchos se enfrentan a una crisis de liquidez ya que las tarifas de flete han bajado un 60% para todo tipo de buques.

Hartman espera que la situación empeore este año y “esto significa que segmentos sustanciales de la flota mercante alemana están previsiblemente en peligro de extinción”.

En Grecia, cuyos armadores controlan alrededor del 20% de la flota mundial, el gobierno aprobó un rescate de US$35 millones para una flota de 100 transbordadores que dependen en gran medida de la temporada alta de verano. “Deberíamos prepararnos para un verano muy ajetreado, pero sólo un tercio de la flota está en funcionamiento”, proyectó Xiradakis. “Se espera una fracción de los turistas este año, por lo que el apoyo del Estado es primordial para mantener los transbordadores con vida”, agregó.

Los armadores europeos y japoneses han criticado a menudo a los gobiernos de Corea del Sur por los repetidos rescates de sus propias empresas de transporte marítimo en los últimos años. Se han presentado algunas quejas a la Organización Mundial del Comercio para su resolución, pero las subvenciones europeas harán más difícil que las empresas argumenten en contra de las ayudas estatales.

Los rescates de las navieras asiáticas son grandes y comunes, ya que algunas navieras como la HMM de Corea del Sur y la Yang Ming Transport Corp. de Taiwán son considerados activos vitales que mueven miles de millones en exportaciones.

HMM, que ha estado perdiendo dinero durante años, obtuvo US$600 millones en abril de entidades estatales que ahora son propietarias de un 74% combinado de la compañía. Ha recibido más de US$5.000 millones de apoyo estatal en los últimos dos años para comprar buques portacontenedores ultra grandes que duplicarán su capacidad.

Seúl también está buscando la aprobación de los reguladores en Europa y en otros lugares para una fusión diseñada por el gobierno de dos gigantes de la construcción naval, Hyundai Heavy Industries Co. y Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering Co.

Taiwán anunció esta semana un crédito de US$1000 millones para apoyar a los grandes operadores de contenedores del país como Yang Ming y Evergreen Marine Corp. de las consecuencias del coronavirus: “El transporte marítimo es parte de la línea de vida económica de Taiwán y el gobierno hará todo lo posible para ayudarle a capear los tiempos difíciles”, argumentó el Ministro de Transporte Lin Chia-lung.

FUENTE: MundoMaritimo.