Loading

Port Community Systems cobran nueva relevancia a la luz del Covid-19

  • 25 May, 2020
  • 0

Si bien las start-ups ya habían comenzado a hacerse un espacio en la industria del transporte marítimo desde hace un par de años, es ahora que el mundo combate unido -y a distancia- el coronavirus (covid-19), que el uso de tecnologías digitales, como inteligencia artificial, blockchain, IoT y otras, se hace evidentemente necesario para mantener una fluida transmisión de la documentación involucrada en el comercio internacional. En su artículo “Emerging and Developing Nations Need to Accelerate Trade Digitalization. Here’s 5 Reasons Port Community Systems Matter More than Ever”, Pascal Ollivier, presidente de la empresa de análisis Maritime Street, da una mirada profunda hacia la importancia de crear sistemas de comunidad portuaria digitales para migrar definitivamente al uso de documentación virtual.

El modelo de sistemas de comunidad portuaria (PCS) fue incialmente introducido en la industria en la década de 1970 en Europa, como un arquetipo de colaboración público-privada para la creación de plataformas donde todos los actores involucrados en la cadena de documentación pudieran interactuar entre sí y así automatizar y optimizar los procesos, mejorar visibilidad de la data y permitir el comercio no presencial. En este sentido, el autor propone 5 factores a considerar para la óptima implementación de los PCS como herramienta fundamental para la próxima generación de puertos inteligentes, cadena logística internacional, empoderamiento de las autoridades portuarias, autoridades de aduanas y agencias de comercio internacional en naciones de economías emergentes y en desarrollo.

Nueva normalidad y gobernancia

Los dos primeros factores que menciona Ollivier son la nueva normalidad, en directa referencia a cómo la presencia de una infección respiratoria sin vacuna ni tratamiento ha redefinido nuestra interacción social a un modo no presencial, sin contacto humano ni intercambio de documentos -justificando la necesidad de la nueva generación de PCS, y la nueva gobernancia. Esta última en relación a la necesidad de actuar pronto por parte de las autoridades nacionales con apoyo de sus gobiernos centrales para dar prioridad a políticas que reformen los ecosistemas de los puertos en países con economías emergentes o en desarrollo, que suelen carecer de infraestructura digital en general. La implementación de un PCS facilitaría la optimización, colaboración, automatización y visibilidad de los puertos en estos países, no solo para un mejor intercambio comercial, sino para resguardar la salud y seguridad de los trabajadores de la comunidad portuaria -estibadores, marineros, camioneros, operadores, personal logístico, personal de aduanas, autoridades, etc.

Colaboración, desafíos y digitalización

Las ineficiencias en los procesos en puerto pueden tener un importante impacto en la competitividad económica de un país, según indican organizaciones como el Banco Mundial y el Foro Económico Mundial. “En naciones emergentes y en desarrollo suele verse una carencia en el desarrollo de políticas de reforma, marcos legales y optimización de procesos, automatización y reingeniería entre agencias gubernamentales y stakeholders privados”, menciona el artículo de Ollivier. “El desarrollo de un PCS fomenta un acercamiento más holístico hacia el ecosistema portuario y esencialmente mandata una colaboración entre las agencias gubernamentales y el sector privado. Y la confianza es la la base para el éxito de la logística digital”.

Entre los desafíos que presenta la implementación de un PCS está la ciberseguridad. Las amenazas a la infraestructura digital y el robo de datos e información sensible deben estar entre las principales prioridades de los ejecutivos y stakeholders, considerando esta infraestructura como crítica para la economía nacional. La digitalización debe ir de la mano de una inversión agresiva y objetivos claros: disminución de llamadas telefónicas, menos correos electrónicos y reducción de transporte terrestre para una menor huella de carbono.

Panorama actual

En el mundo, hay 49 países con un PCS en operación, mientras que otras 55 naciones tienen un proyecto de PCS, en diferentes grados de desarrollo. Ollivier hace un llamado a un mayor involucramiento de las instituciones financieras internacionales -Banco Mundial, BID, IMF, etc- para ayudar a financiar estos proyectos, que deberían contar con tecnologías como AI, IoT, ventanilla única, entre otras plataformas digitales, respaldadas por sistemas de ciberseguridad de primera categoría.

FUENTE: MundoMaritimo.