ICS y su apoyo a la declaración de los principios de libre comercio de la OMC en el shipping

  • 03 Jul, 2019
  • 0

El transporte marítimo es un motor esencial para el crecimiento del desarrollo económico mundial, al movilizar cerca del 90% del comercio global. De acuerdo a la Cámara Marítima Internacional (ICS, por sus siglas en inglés), no es coincidencia que el masivo crecimiento de la economía global y, por lo tanto, la demanda de servicios marítimos que hemos visto durante los últimos 25 años, ha seguido la conformación de la Organización Mundial de Comercio –WTO por sus siglas en inglés- en 1995. “El comercio marítimo global ahora excede las 10.000 millones de toneladas anuales. De hecho, según muestran cifras de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés), y su excelente reporte anual Revisión del Transporte Marítimo (que celebró su 50mo aniversario de publicación en 2019), la mayoría del comercio marítimo ahora involucra exportaciones e importaciones hacia y desde países en desarrollo”, lee el informe anual 2019 de la ICS.

En mayo de 2019, durante la conferencia anual de la OMC en Ginebra, la ICS en conjunto con ASA y ECSA, lanzó una declaración en apoyo de los principios de libre comercio de la OMC en el shipping. “La OMC y su régimen multilateral basado en reglas han recientemente sido sujeto de infundadas críticas por parte de algunos gobiernos, incluyendo los Estados Unidos, menoscabando su rol como regulador de comercio internacional entre las naciones. El sector global del shipping, representado por ICS, hace un llamado a la comunidad global y estados miembros de la OMC para que continúen apoyando a la OMC y sus varias funciones, las cuales ayudan a gobernar y mantener la operación eficiente del comercio global en los mejores intereses de todas las naciones”, destaca el documento citado.

Trabajando en conjunto

La ICS cree que para alcanzar mejoras tanto significativas como beneficiosas, “todos los estados miembros de la OMC deberían cooperar y participar de manera constructiva en cualquier proceso de reforma. Mientras que los acuerdos bilaterales y regionales, incluyendo aquellos que cubren el sector marítimo de transporte y servicios, son importantes, no son sustitutos para acuerdos comerciales multilaterales concluidos bajo auspicios de la OMC y no entregan el mismo grado de seguridad contra la posibilidad de medidas proteccionistas adoptadas por naciones individuales en el largo plazo”.

Por lo tanto, la ICS está alentando a los estados miembros de la OMC para asegurar que tanto acuerdos bilaterales como regionales, junto con regulaciones y políticas nacionales y regionales –incluyendo aquellas relacionadas con shipping y servicios marítimos- no se desvíen o entren en conflicto con sus agendas o compromisos nacionales, según lo acordado en el marco de la OMC.

Desarrollo de leyes de competencia

El cumplimiento de la ley de competencia es de suma importancia, dado que incluso la más mínima violación por parte de las navieras podría resultar en penalidades de hasta 10% del volumen de ventas, lo cual podría significar cientos de millones de dólares. La industria del transporte marítimo de carga requiere reglas globales o, en el caso de regímenes antimonopolio, leyes que estén alineadas globalmente a extremos de la ruta comercial. De otra forma se genera confusión e ineficiencia.

ICS asegura estar comprometida con la defensa, a nivel global, de excepciones antimonopolio para acuerdos de navieras, incluyendo acuerdos de compartimiento de naves (VSA). Tales acuerdos traen beneficios económicos para todos los stakeholders, permitiendo a las líneas navieras satisfacer las demandas de sus clientes en términos de frecuencia, confiabilidad, eficiencia, calidad y precio.

A pesar de recientes fusiones en la industria naviera, el sector permanece poco concentrado y altamente competitivo, con tarifas de fletes a mitad de sus niveles de hace 20 años, aun con precios del bunker significativamente más altos.

Además, los acuerdos puramente operacionales amparados por la fomentación de competencia BER buscan reducir las barreras de entrada y habilitar navieras individuales para competir en más rutas. El BER ha funcionado muy bien por casi 25 años. Establece reglas claras que pueden ser aplicadas de manera práctica sin la necesidad de un análisis legal exhaustivo. Esto significa que los armadores pueden enfocarse en buscar las soluciones de transporte más eficientes sin el costo y retrasos asociados a la asesoría legal para las operaciones de estos acuerdos.

Se espera que la comisión europea publique su recomendación sobre la extensión del BER a mediados de 2019.

FUENTE: MundoMarítimo