Masivo rechazo de cámaras y entidades empresariales al cierre de exportaciones

  • 15 Mar, 2022
  • 0

El cierre de exportaciones de harina y aceite de soja decidido por el Gobierno nacional derivó en numerosas expresiones de rechazo, por parte tanto de entidades vinculadas al agro como de cámaras que nuclean a compañías de otros sectores.

Tras los reclamos formulados por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), la Federación de Cámaras de Comercio Exterior de la República Argentina (Fecacera) expresó su “profunda preocupación” por esta resolución, porque “constituye una señal negativa tanto para esta cadena de valor, como para todo el sector productivo”.

“Si esta suspensión luego deriva en una suba de las retenciones para esos subproductos, nos encontramos nuevamente ante la voracidad fiscal en detrimento de la competitividad de una cadena productiva esencial, cuya performance exportadora genera un importante ingreso de divisas tan necesario para nuestro país”, dijo la Federación de exportadores.

Por eso, “desde Fecacera rechazamos la medida e instamos al Gobierno nacional a generar políticas tendientes a promover las exportaciones, en el entendimiento que es el único camino para el desarrollo sostenible de la Argentina”, finalizó la entidad.

Bolsas llenas de preocupación

Del mismo modo, las Bolsas de Cereales de Bahía Blanca, Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos, y de Comercio de Chaco, Rosario y Santa Fe, expresaron su “profunda preocupación” ante la determinación de la Casa Rosada.

“Si además, dicha medida trae aparejado un potencial aumento de las retenciones, su consecuencia será incentivar a la desindustrialización, desalentar la producción y frenar el ingreso de divisas de uno de los sectores que más aporta a la economía del país”, dijeron.

También señalaron que “la seguridad jurídica, con reglas estables y previsibles, es la base necesaria para un desarrollo económico sustentable a largo plazo. Y una medida de estas características, no solo por lo intempestiva, sino por su impacto negativo en la producción e industrialización de la oleaginosa, afecta directamente este presupuesto, generando efectos contrarios al objetivo buscado”.

Fuente: Infocampo.com.ar