México: Maersk promueve iniciativa para simplificar trámites marítimos

  • 01 Abr, 2021
  • 0

La Asociación Mexicana de Agentes Navieros (Amanac), comunicó a comienzos de marzo que las agencias navieras, representaciones Transpacíficas (Transpac)Agencia Naviera de México (Agnamex) y OOCL México dejarán de exigir a los consignatarios de las mercancías el endoso del conocimiento de embarque al agente aduanal.

La iniciativa impulsada por la asociación mexicana, tuvo en la naviera Maersk a un nuevo y reciente socio estratégico que apoyará esta moción.

“Hacemos de su conocimiento que derivado de una iniciativa por parte de Amanac, se busca estandarizar el formato de Carta de Encomienda con el afán de apoyar el crecimiento comercial de nuestro país por medio de procesos más eficientes y unificados”, informó Maersk a sus clientes.

En concreto, desde el pasado 15 de marzo los usuarios de Maersk pueden usar la carta de encomienda remitida por la naviera, la cual deberá seguir incluyendo la misma información que se solicita actualmente, pero en un formato distinto.

“En apoyo a esta transición será el 1 de abril la fecha a partir de la cual comenzaremos a rechazar las cartas que no cumplan el nuevo formato establecido. Cabe mencionar que para las cartas encomiendas anuales no estaremos realizando ningún cambio en su formato”, enfatizó Maersk a T21.

Beneficios

De acuerdo con Amanac, dejar de exigir a los consignatarios de las mercancías el endoso del conocimiento de embarque al agente aduanal permitirá la agilización de la liberación de la carga en puertos, toda vez que este requisito se sustituye con la propuesta de carta de encomienda validada por diferentes organizaciones, como parte del proceso de revalidación y liberación de las mercancías en los puertos en los que operan.

«El objetivo principal es aunar esfuerzos para encontrar mecanismos que lleven a la mejora continua y agilización de trámites para el retiro de mercancías de los puertos del país«, comunicaron desde Amanac.

Estas medidas pretenden establecer prácticas simples que se vean reflejadas en ahorros de tiempo y dinero, impulsando la competitividad del comercio exterior, respetando las políticas de cada una de las navieras asociadas a la Amanac.