Pese a la caída del dólar, las exportaciones crecen en Uruguay

  • 17 Nov, 2022
  • 0

En Uruguay, el sentido común económico indica que a menor valor del dólar, las exportaciones de bienes bajan por pérdida de “competitivdad”. Pero los últimos datos muestran lo contrario: mientras que la divisa estadounidense bajó 6,36% entre agosto de 2021 y mismo mes de 2022, las ventas al exterior se incrementaron en un 7,1% interanual.

Lo mismo pasó con el Indicador de Excedente Bruto Unitario (IEBU) de la industria exportadora, es decir, la rentabilidad en el sector: en el mismo período se mantuvo casi igual (+0,6%). En tanto, la idea de que existe una correlación negativa automática entre dólar y exportaciones no se contrasta con la realidad.

Por qué Uruguay no deja de ser competitivo por la baja del dólar

Bajo este supuesto, cuando el Tipo de Cambio Real (TCE) sube nominalmente, Uruguay se vuelve más barato y por lo tanto, más competitivo en el mercado internacional; y cuando baja, lo contrario. Por eso, ante la caída del dólar en el último tiempo, muchos en el sector exportador exigen una devaluación del peso uruguayo con el objetivo de devolver la competitividad perdida.

Lo cierto es que Uruguay, por las dimensiones de su economía, no incide en la fijación de precios internacionales, sino que se “adapta” a los valores que manejan los mercados de referencia del mundo, como el de Chicago para cereales y carnes, el de Nueva Zelanda para leche en polvo, o el IPE de Londres para el petróleo.

En tanto, si bien al devaluar la moneda hay un cambio nominal, el país no vendería a menores precios, dado que nos lo fija. Por el contrario, los exportadores miran hacia los puntos de referencia mencionados para establecer sus precios.

Los datos muestran que no es así de lineal. En agosto de 2021, el dólar valía 43,2 pesos uruguayos; un año más tarde llegó a los 40,45 pesos –un 6,36% menos–. A su vez, entre el segundo trimestre de 2021 y el segundo trimestre de 2022, el Índice de Volumen Físico de Exportaciones de Bienes (IVFex) a pesos constantes aumentó un 7,1%, según el Banco Central del Uruguay (BCU).

Además, la máxima entidad financiera del país calcula desde 2006 un indicador de rentabilidad del sector: el Indicador de Excedente Bruto Unitario. El IEBU, entre agosto de 2021 y mismo mes de 2022, se mantuvo casi igual, mostrando una suba de apenas el 0,6%.

Entonces, si al bajar el dólar, los volúmenes crecieron y la rentabilidad se mantuvo estable, la supuesta correlación negativa automática entre el valor de la divisa norteamericana y las exportaciones pareciera ser no más que un análisis incompleto del escenario.

Fuente: ámbito